Blog page

Ante Venezuela, la selección norteamericana no mostró su mejor cara

Ambos equipos venían de derrotas y este era su último juego antes de sus respectivos torneos continentales. Luego de una mala actuación ante Jamaica, USA quería lavarse la cara, por su lado Venezuela luego de una derrota ante México, quería un buen funcionamiento ante un duro rival ¿Resultado? 3 goles venezolanos en un primer tiempo.


¿A que jugó Berhalter?


En la transición defensa-ataque, se formaba una línea de 3 en el fondo con Lima subiendo unos metros por la banda izquierda. Trapp unos metros delante de los centrales tratando de liderar la salida del balón, pero los venezolanos lo tenía muy bien referenciado cortando su línea de pase. A Trapp le faltó movilidad para generar una conexion clara para el recibir, y ante esa situación fue Roldán el que se movió detrás de los medios venezolanos, especialmente Rincón que era que el más vigilaba a Trapp, para dar una salida que no fuera con un balón largo. Miazga tuvo más responsabilidad que Long en ese aspecto, y en el 2do tiempo fue Zimmerman el encargado. Sus pases diagonales buscando Arriola no fueron efectivos.


Trapp sin línea de pase. Poco espacio para recibir para 5 de USA. Laterales amplios.

En faceta ofensiva, fueron un equipo con mucha amplitud. Inclinaron el campo hacia la derecha, buscando a Lima para que centrara a baja altura, buscando aprovechar al escurridizo Zardes ante los altos centrales venezolanos. Fueron poco efectivos pero generaron varios tiros de esquina, aunque no generaron mucho peligro en ellos. Por la izquierda Arriola buscaba desmarcarse entre el lateral y el central, sin mucho éxito ya que estuvieron pendientes para cerrarlo en los pases diagonales o centros al 2do palo.


Pareciera que Berhalter quiere que Roldán sea su Federico Higuaín del Columbus Crew, su 10, un enganche que se mueva por todo el frente de ataque, que pase el balón con la intención de generar peligro, filtrando entre defensas, que regatee, que consiga espacios en defensas cerradas y traslade en contragolpes. Roldán no tiene esas características así que por su mal partido hoy no lo culpo a él, culpo a Berhalter.


Los cambios no generaron gran diferencia. Tanto Altidore como Zardes no tuvieron una ocasión clara. Altidore con mejor físico para luchar balones a los centrales pero sin mucho éxito. Pero su entrada si mostró algo diferente cuando se retrasaba para conectarse en corto con los medios.


En la transición ataque-defensa se ve que aún Berhalter no ha dado con la tecla. El equipo estaba muy atrás al momento de perder el balón, sobretodo Trapp, lo que le daba espacio a los venezolanos para generar contragolpes como en el 3er gol. Errores en cobertura y lentitud de reacción fueron constantes, como en el 2do gol. Y un error grave en salida de Steffen generó el 1ero. Roldán se vio raro presionando al lado del delantero, generalmente defiende como un doble 5. El mediocampo necesita un Tyler Adams que cubra terreno, que trate de quitar balón, que sea agresivo y que no solo trate de incomodar.


Espacio dejado por Salomón


Destacados:
Berhalter: no consigue el equipo, un equipo sin presión ni idea muy clara aparte de mover el balón hacia la banda y centrar.


Lima: no tuvo culpa en los goles. Fue incisivo en ataque, centró cada vez que tuvo chance. Aprovechó el espacio que la defensa rival le dio. Después de su juego hoy, Adams deberia ir al medio, no hace falta de lateral.





Suscríbete Nuestro Boletín Mensual