Blog page

El cambio de actitud en su 2da temporada de la MLS se ha visto en una evidente mejora

El equipo de la capital de EEUU, DC United, actual líder en la conferencia Este, no hizo mucho cambios con respecto a la temporada pasada. Solo Jara como lateral derecho (por las lesión de Fisher y la no renovación de De León) y Lucas Rodríguez por Asad, son los cambios con respecto a los 11 titulares más regulares del 2018. A ellos se le suma un cambio que fue de hombre por hombre sino más bien de actitud y que a repercutido positivamente en el equipo, y es la del venezolano Junior Moreno.


El mediocentro, pareja con Canouse, se le muestra con más confianza, pidiendo más el balón, mostrándose más como apoyo a sus compañeros, no se esconde de ser protagonista. En su posición como mediocentro por la izquierda, buscar ser el apoyo de los centrales en la salida, colocándose como un 3er central por esa banda en ocasiones que la presión es muy alta y ni Birnbaum ni Brilliant consiguen pases claros. Muestra de eso es que esté recibiendo 11 pases más por partido que el año pasado, lo cual repercute en que en el 2019 esté realizando más pases pero con similar porcentaje de acierto. Cuando superan las líneas de presión, el venezolano adelantó líneas y busca conectarse con Acosta, Rodríguez y Mora por ese sector, haciendo uso de su visión y precisión al momento de hacer pases. Uno de sus movimientos preferidos es el 1-2 o pared, siendo el que realiza el segundo pase, generalmente al espacio y no al pie.




La temporada pasada el DC United fue equipo con una muy mala primera mitad, con muchos juegos de visitante y con varias lesiones, como la del compañero de Junior en el medio como Canouse. En la segunda mitad de la temporada, con la mayoría de sus juegos en su nueva casa, el Audi Field, y con el jugador franquicia Wayne Rooney lograron remontar y meterse a playoff. Este año con una calendario normal (1 juego en casa y 1 de visitante) y con todos los jugadores disponibles, el DC United ha logrado resultados que lo colocan en la cabeza de la conferencia Este con 6 ganados, 2 empates y 3 derrotas. Esta mejora en parte se debe a este nuevo rol de Junior dentro del campo, mejorando la circulación del balón al momento de la presión rival y su alto porcentaje de acierto en pases, que se ha mantenido o mejorado a pesar de realizar más pases que la temporada pasada.




Y todas estas mejoras ofensivas no han afectado sus números defensivos este año, siendo fundamental en la presión adelantada que realiza el equipo dirigido por Ben Olsen y corriendo hacia atrás cuando el equipo se ve superado en algún contragolpe. El número de intercepciones, balones recuperados en campo rival siguen siendo tan altos como el año pasado.




En cambio su compañero en el medio campo, Russell Canouse, ha mostrado el mismo nivel que en el 2018.




(Datos Wyscout, gráficos propios)






Suscríbete Nuestro Boletín Mensual